Los diez mandamientos para hablar en público

Saber pedir las cosas, saber venderlas, comprarlas, buscar trabajo, ligar, dar órdenes… De una manera u otra, todos nos enfrentamos a una audiencia a la que convencer de nuestras palabras. Si tenemos tiempo para configurar el mensaje y planificar su exposición, podemos seguir esta lista como apoyo.

#1 No abusarás del pensador ajeno

El material de apoyo puede ser muy provechoso, tener mucho también puede serlo, pero corremos el riesgo de incurrir en cansinancia. No puedes limitarte a leer citas y aludir a otros como guionistas de tu discurso porque aburrirías al personal.

#2 Mirarás a los ojos sobre todas las cosas

El contacto visual genera confianza. Reparte tu mirada si hablas a más de un oyente, de lo contrario aparecerán sombras, personas que no prestan atención y apagan la luz de la comunicación.

#3 Honrarás a tu espejo y a tu armario

Cuida tu vestimenta. Tu apariencia física debe responder a la demanda del oyente. Sácate el partido que puedas y procura adaptarte a cada circunstancia. Una estridencia en este aspecto genera una barrera en la atención, puede superarse pero suma una dificultad.

#4 No cometerás actos nerviosos

Serénate. Los nervios pueden tener un efecto viral, contagiarse a la audiencia. Debemos evitar tics como los movimientos rápidos o la tos nerviosa. Si se trata de una presentación, es recomendable tener tiempo de reflexionar y estar tranquilos para reducir el riesgo de bloqueo.

#5 Ensayarás las frases

Prepara tus alocuciones de forma correcta. No repases solo mentalmente tu intervención, es importante verbalizar las palabras. Repasa en voz alta y grábate para ver cómo suena.

#6 Improvisarás lo justo

Es un buen arma pero no siempre se es capaz. En situaciones difíciles, con riesgo o que suponen algo importante, es más fácil caer en el nerviosismo si dejamos demasiado a la improvisación.

#7 No leerás las presentaciones

Puedes apoyarte en la lectura si es necesario. Leer todo no es aconsejable, la gente prefiere leer por sí misma, a su ritmo y en su ambiente. Mucho menos ir leyendo las diapositivas que se van mostrando. Es un insulto a la inteligencia.

#8 No codiciarás el tiempo ajeno

Lo ideal es contar lo que quieres decir en el menor tiempo posible. Si las circunstancias te obligan a explayarte en el tiempo, divide tu exposición en partes reducidas, separándolas con hitos de participación de la audiencia.

#9 Generarás expectativas

Aumentan la atención del oyente, sujeto al interés que desprenderá de tus palabras. Es bueno utilizar preguntas o actividades que inviten a la participación, así como avisar del resultado final para la audiencia: “Cuando termine, podrás concursar en Saber y Ganar”.

#10 No cometerás finales sin resumen

Agrupa y recuerda las ideas clave de tu discurso y acaba con una frase potente. Nadie recordará el total, aclara al menos las partes.

Acerca de Javi Avilés

Periodista Digital Freelance. Social Media, Marketing, Comunicación y Formación. Redes sociales y soluciones web, posicionamiento, SEO, blog, contenido y branding.

Publicado el 2 de mayo de 2012 en Joe LodiGo, Joe-Comunicación y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

Algo tendrás que decir

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: