Archivo del sitio

Los números de 2013 y las noticias de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon también un informe sobre el año 2013. No ha habido actividad por mi parte, pero sí por la vuestra. Quiero agradecer vuestras visitas (casi 50 mil en total) y comentarios y, antes de que acabe 2014, estrenar nueva web y anunciarlo en Joelodigo, que de momento seguirá siendo mi blog principal.

 

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 25.000 veces en 2013. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 9 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

Revisa todos los enlaces de tu web en un minuto

O dos. Lo cierto es que es muy poco tiempo para la utilidad que supone. Simplemente con introducir la dirección url matriz de la web, la principal o de la home, podemos conocer qué enlaces se presentan con errores en todas las páginas de la misma.

Tres Fallos

Una web se enriquece de manera exponencial con la presencia de vínculos a otras páginas, ya sean ajenas o de la misma web. Es una de las armas del SEO y aunque seamos cuidadosos en la elaboración del contenido, pueden ocurrir fallos que dejan inservibles esos enlaces:

-> Introducir mal la direccción. Sin anteponer el http:// u otras variaciones

-> El contenido externo ha sido eliminado. Como un vídeo desactivado en Youtube

-> Un visitante ha puesto ese enlace erróneo en tu web. Incluyéndolo en un comentario

Cuatro Pasos

En la versión Free de la aplicación Broken Link Check, podemos revisar con normalidad webs y blogs de hasta 3000 páginas en cinco pasos:

-> Elegir. Acude a la página Broken Link Check e introduce la dirección que revisar. De ahí salta a la siguiente página, donde hay que teclear el código de seguridad y elegir que tipo de resultado deseamos.

  • Report distinct broken links only. Tarda menos y no repite errores
  • Report all occurrences of each dead link. Si hay otras páginas que dirigen a la que porta el error, aparecerán también.

-> Esperar. Pulsa en el botón naranja Find broken links now! y espera los resultados. El contador mostrará cuántas páginas lleva revisadas y los errores encontrados irán engrosando la lista.

-> Revisar. Mira la lista de errores. Aparece el enlace que falla con un número antepuesto y clickando en él iremos donde te lleva. Está también la dirección url donde observarlo, su presencia en el código HTML desde src y el motivo del error. Pinchando en este último, Server Response, abrimos una ventana con los detalles de cada tipo de error.

-> Corregir. Una vez encontrados los errores, haz las modificaciones necesarias en tu propia plantilla. Es aconsejable volver a chequear la página para comprobar que los fallos ya no están presentes.

Cinco Consejos

Al ser una versión gratuita, la búsqueda tiene algunas restricciones. Estos son algunos consejos y soluciones a problemas que se pueden encontrar:

-> Aunque dicen permitir sólo una dirección de búsqueda por IP, en ocasiones no existe esta restricción, además un router con IP dinámica soluciona este conflicto.

-> Si has puesto en marcha una búsqueda, no podrás realizar otra hasta que no acabe la primera, aunque cierres la aplicación. Solo aceptará el chequeo de la que estaba en curso, continuando desde el punto en que había quedado.

-> Escribe la dirección correctamente. El motor no acepta direcciones que terminen con una barra /, si se intenta saltará el error “slashes”.

-> Si la web que chequeas tiene más de 3.000 páginas, revisará las que encuentre hasta ese tope.

-> En la opción Report all occurrences of each dead link, todos los errores repetidos son el mismo y con arreglar uno, se solucionan todos.

El método AIDA lejos de Verdi, el Luisma y Fresita

Para continuar con el ciclo sobre comunicación escrita, en el que ya hemos visto los principios lógicos de escritura, las fases de la redacción y cómo redactar e-mails, notas de prensa, cartas formales y presentaciones, vamos a comentar la técnica AIDA. Un método habitual en todos los tipos de comunicación que aplicaremos en este caso al modelo de redacción.

No se trata de la hermana de El Luisma, no hay vacas ni grandes hermanos cerca y nada tiene que ver con Giuseppe Verdi.  Sin embargo, podemos acercarnos a la capacidad de sorpresa de Fresita para seguir la Marcha Triunfal en nuestra comunicación.

AIDA es el acrónimo de este tipo de orientación de las comunicaciones. Las siglas corresponden a las palabras Atención, Interés, Deseo y Acción. Estos son los cuatro requisitos para aplicar la técnica. Se relacionan entre sí y dependen del resto para ser efectivos.

Atención

Para captarla es necesaria la creatividad y originalidad. Hay que despertar la curiosidad del lector, alentando a su propio yo a disfrutar exclusivamente de nuestras palabras. Para ello pueden usarse frases diferentes y llamativas, aunque en principio no tengan mucha relación con el propósito del texto. En ‘El arte de presentar’ proponen 22 fórmulas para comenzar con frases impactantes. Como puede observarse, las preguntas también pueden cumplir esta función.

Interés

Podemos definirlo como la atención continuada. El lector debe sentirse escuchado y respondido, así como entender la ayuda o ventaja que aporta nuestra propuesta. Para ello utilizaremos argumentos desde dos puntos de vista.

  • Emocional. Seguridad, confianza, tranquilidad, garantía.
  • Racional. Datos, cifras, referencias, estudios.

Luisma en Aída

Deseo

Captada la atención y mantenido el interés, tenemos que convencer al lector de que lo que decimos es lo que necesita oír o saber. Hay que adelantarse a las objeciones sin destacarlas nombrándolas, sino compensándolas con otras ventajas o minimizándolas con argumentos convincentes.

Acción

El texto tiene una finalidad más allá de ser leído, eso que queremos provocar en el lector. Hay que facilitar la respuesta deseada y podemos dejar claro que la precisamos solicitándola en el último párrafo.

Así conseguiremos torear al lector, sin decir las cosas a voces o escondidos, yendo de cara y siendo educados, pero sabiendo aprovechar nuestras palabras para alcanzar objetivos importantes en la vida. Así , no.

Herramientas de Google para blog en WordPress

Si tienes un blog en WordPress y quieres aprovechar las herramientas de Google para webmasters, es bien sencillo.

Inicia sesión con tu cuenta de Google, necesitarás un correo de gmail y una contraseña, desde este enlace.

Si has registrado el blog con ese correo electrónico, te aparecerá en la pantalla con la palabra verificar. Si no lo tenías asociado a esa cuenta, puedes modificarlo en las opciones de “Edit your profile” en WordPress o simplemente añadir la url de tu sitio en el lugar destinado a ello.

Al pulsar sobre él, te aparecerán las opciones disponibles para verificar tu blog y acceder así a herramientas como la medición estadística de tu sitio por cortesía del omnipoderoso Google.

La opción recomendada es subir un archivo HTML a tu blog, pero la vamos a desestimar. Elige “Otras alternativas” y selecciona la opción “metaetiquetas”. Copia el texto que te propone y acude a tu blog en WordPress.

Haz click en el apartado de la izquierda “Herramientas” del Dashboard. La tercera opción, “Webmaster Tools Verification”, incluye un campo para rellenar con texto. Pega la etiqueta que has copiado de Google y guarda los cambios.

Vuelve a la pestaña de Herramientas Google y verifica la acción en el botón rojo. Cuando vuelvas a entrar en esa interfaz, podrás acceder a las opciones de administración y servicios que Google propone para tu sitio.

Puedes hacer lo mismo con Bing, copiando y añadiendo la etiqueta correspondiente y siguiendo el mismo procedimiento.

A %d blogueros les gusta esto: