Archivo del sitio

El método AIDA lejos de Verdi, el Luisma y Fresita

Para continuar con el ciclo sobre comunicación escrita, en el que ya hemos visto los principios lógicos de escritura, las fases de la redacción y cómo redactar e-mails, notas de prensa, cartas formales y presentaciones, vamos a comentar la técnica AIDA. Un método habitual en todos los tipos de comunicación que aplicaremos en este caso al modelo de redacción.

No se trata de la hermana de El Luisma, no hay vacas ni grandes hermanos cerca y nada tiene que ver con Giuseppe Verdi.  Sin embargo, podemos acercarnos a la capacidad de sorpresa de Fresita para seguir la Marcha Triunfal en nuestra comunicación.

AIDA es el acrónimo de este tipo de orientación de las comunicaciones. Las siglas corresponden a las palabras Atención, Interés, Deseo y Acción. Estos son los cuatro requisitos para aplicar la técnica. Se relacionan entre sí y dependen del resto para ser efectivos.

Atención

Para captarla es necesaria la creatividad y originalidad. Hay que despertar la curiosidad del lector, alentando a su propio yo a disfrutar exclusivamente de nuestras palabras. Para ello pueden usarse frases diferentes y llamativas, aunque en principio no tengan mucha relación con el propósito del texto. En ‘El arte de presentar’ proponen 22 fórmulas para comenzar con frases impactantes. Como puede observarse, las preguntas también pueden cumplir esta función.

Interés

Podemos definirlo como la atención continuada. El lector debe sentirse escuchado y respondido, así como entender la ayuda o ventaja que aporta nuestra propuesta. Para ello utilizaremos argumentos desde dos puntos de vista.

  • Emocional. Seguridad, confianza, tranquilidad, garantía.
  • Racional. Datos, cifras, referencias, estudios.

Luisma en Aída

Deseo

Captada la atención y mantenido el interés, tenemos que convencer al lector de que lo que decimos es lo que necesita oír o saber. Hay que adelantarse a las objeciones sin destacarlas nombrándolas, sino compensándolas con otras ventajas o minimizándolas con argumentos convincentes.

Acción

El texto tiene una finalidad más allá de ser leído, eso que queremos provocar en el lector. Hay que facilitar la respuesta deseada y podemos dejar claro que la precisamos solicitándola en el último párrafo.

Así conseguiremos torear al lector, sin decir las cosas a voces o escondidos, yendo de cara y siendo educados, pero sabiendo aprovechar nuestras palabras para alcanzar objetivos importantes en la vida. Así , no.

Anuncios

Error 0036 acierta festivalmente

Digamos que festivamente en los festivales. El corto ‘Error 0036’ está paseando triunfante por los festivales de cine de muchos lugares del mundo. Distribuida por la independiente Luca Films y con el apoyo de Castilla-La Mancha, la cinta de Raúl Fernández trata un futuro próximo, con la incertidumbre que eso conlleva para el espectador ciudadano, ¿seremos así?

Aunque el título del post pueda confundir, nada tiene esto que ver con el ‘Error, Acierto‘ del mono en descapotable del comparador de seguros.

El corto, de 12 minutos de duración, está protagonizado por Paco León y cuenta con medios técnicos de calidad. Paco se saca al Luisma del cuerpo para transportarnos al año 2057, cuando las máquinas han pasado a ser una compañía omnipresente y multifuncional. ¿Que ya lo son? Posiblemente, pero 45 años dan para mucho y lo puedes comprobar viendo aquí mismo ‘Error 0036‘.

El vídeo está teniendo una gran aceptación y relevancia en Internet, con 115.000 reproducciones solo en Youtube. Además, el trabajo de promoción parece estar siendo excepcional, estando presente en el circuito internacional de festivales y consiguiendo premios y menciones, tanto en nuestro país como fuera de él.

Mañana mismo entra en concurso en EEUU, en el Hills Film Festival de Torrington Conneticut, y en un par de semanas estará en el Festival Maremetraggio en Trieste, Italia.

Error 0036 con paco leon y samanta villar

‘Error 0036’ ha sido premiado ya en el continente americano, en Dunkan Oklahoma y Perú; en festivales de nuestro país como en Valladolid, y cuenta con presencias en muchos otros de carácter internacional como Washington, Houston, Jackson Mississippi, Oporto, Londres, Polonia, Australia, México, Argentina … y nacional, en Zaragoza, Vitoria-Gasteiz, Barcelona

Sobre la incertidumbre generada que mencionamos al principio, el corto deja muchas preguntas: ¿hará tanto calor? ¿llevaremos un microchip incorporado? ¿le quitaremos una manga al traje? ¿hablaremos con el holograma de Samanta Villar? ¿seguirán existiendo nicks como “Lobo solitario”? Y sobre todo ¿las máquinas tendrán capacidad para encerrarnos por seguridad?

Ahora quedan dos opciones, disfrutar del corto o pasar unas alegres vacaciones en nuestro salón con “Never Alone”. Bueno, para esto último tendremos que esperar, quizá, 45 años, disfrutemos del corto pues.

A %d blogueros les gusta esto: