Archivo del sitio

Social Media: Preguntas, dudas, certezas y respuestas

Si hablamos de Social Media, tendemos rápidamente a relacionar el concepto con las redes sociales. La redes sociales del medio, de Internet en este caso pero, ¿qué son las redes sociales y qué podemos obtener de ellas?

Pasado, Presente y Futuro

Si bien ahora todo el mundo habla de ellas y tiene muy claro que su sitio es Internet, las redes sociales no son algo nuevo, lo son el Twitter, el Facebook o Pinterest.

En los 50’s ya se hablaba de captación, fidelización, vínculos y retención y para 1960 ya se definían las redes sociales:

Las Redes Sociales son estructuras sociales compuestas de grupos de personas conectadas por uno o varios tipos de relación, tales como amistad, parentesco o interés común.

Una certeza, teniendo en cuenta el carácter social de la ciencia y la aplicación de la estadística a la misma, es la curva de adopción de la tecnología, ¿dónde están ahora las redes sociales?

Tras la explosión del fenómeno, en estos momentos estamos cerca del abismo de decepción, debemos encontrar motivos para la esperanza y herramientas que culminen con la estabilidad de la meseta de productividad.

Según observamos la curva, podemos prevenir el futuro pero, ¿pueden predecir las redes sociales el futuro? Aunque sin bolas de cristal y utilizando una lógica parecida a la empleada para la curva de adopción, podemos sacar conclusiones de lo que ya hemos visto para proyectar lo que veremos.

Así, las redes sociales han sido vía de aviso y ejecución de fenómenos como las revueltas de la Primavera Árabe, son muy útiles en el seguimiento frenético de los movimientos bursátiles y de la información que desprenden, se podría determinar el comportamiento de compra de la población. Como vemos, son muchos y muy distintos los campos de estudio para su aplicación.

Engagement, Publicidad, Venta y Rendimiento

Queda más romántico, pero es casi utópico, otorgar a las redes sociales la función de lograr el tan socorrido Engagement. Facilita la interacción multilateral pero, pensando de forma materialista, lo que  supone es una forma novedosa de Publicidad, una porción de reciente nacimiento, surgida del montante publicitario total y restada de otras parcelas como la televisión o los medios escritos.

Si el objetivo principal es vender, con las redes sociales podemos potenciar la imagen de marca, adelantarnos buscando leads en foros, hilos de post o abriendo bien los oídos virtuales para escuchar qué dicen de ella.

Un aumento de seguidores viene acompañado del incremento de la visibilidad y con sólo un click, las nuevas tecnologías y la irrupción del e-commerce,  nos permiten efectuar una venta, obteniendo el beneficio económico de toda transacción.

Sin embargo, conseguir muchos clicks no puede considerarse rendimiento por sí mismo. Para conocer el rendimiento es indispensable marcar unos objetivos, ¿cuántos clicks, qué ROI y qué felicidad o engagement preveo generar? Hay muchas formas de medir ese rendimiento, la analítica tradicional, el Big Data o los métodos semánticos de reciente implantación sirve a este fin.

Andres Álvarez @afalvarez, de Expansión.com, estuvo en OMExpo Madrid 2012  y fijó un rendimiento medio adecuado para el uso de las redes sociales.

  • Por cada 100 quejas, 20 clientes retenidos
  • Por cada 100 preguntas, 90 clientes satisfechos
  • Por cada 100 consultas, 30 ventas efectuadas
  • Por cada 100 reclamaciones a la competencia, 5 clientes nuevos

Empresa, Utilidad y Contenido

La intención no debe ser integrar las redes sociales a todos los ámbitos de la empresa. Con las redes, lo que se instala es un sistema de comunicación que permite eliminar los intermediarios.

La verdadera utilidad de los social media está en el contenido y su misión principal es consumirlo y generarlo. La información se extrae de las redes sociales, se filtra por categorías, se analiza con ayuda de indicadores y se obtiene un reporte, susceptible a su vez de ser respuesta. Por algo El contenido es la Mano del Rey.

Anuncios

Salón Mi Empresa 2012 y Doble check del WhatsApp

La tecnología cambia nuestra vida cada día. De esta frase, manida si queréis, podemos hacer una doble lectura, como la que estamos cansados de escuchar acerca de la crisis que, según algunos, puede ser una bendita oportunidad.

La Realidad.0 nos ayuda a planificar y organizar nuestra existencia, con sus nuevas herramientas y sus innovadoras aplicaciones. Sin embargo, la nube puede traer una lluvia de novedades que cale los huesos, causando un agotamiento febril por conocimiento. ¿Hay tiempo material para saber qué nos sirve? ¿Tiene sentido la planificación en un mundo mutante?

En la segunda jornada del Salón ‘Mi Empresa 2012’, decía hoy Pedro Jareño (Minube) que “no es necesario guruizar a las personas con un gran trayecto profesional detrás”. Saben mucho, pero no son adivinos.

Si miramos cinco años atrás, poca gente imaginaría nuestra manera actual de relacionarnos, entonces ¿puede alguien saber qué pasará dentro de otros cinco? Con muchas ideas y esta gran duda en el aire, terminaba el coloquio sobre aplicaciones móviles en la Sala TIC del Palacio de Congresos.

Basta con retroceder incluso menos en la historia y avanzar unos minutos en la tarde para acudir al ejemplo de Julio Pérez-Tomé (Linknow) y confirmar la existencia de esta incertidumbre. “¿Quién hubiera dicho que la gente se geolocalizaría para ser Major de un lugar en 4square?”

Pérez-Tomé ha hecho esta sugerencia en la sesión Twit Campus que ponía fin a la actividad en el Salón. En el Campus de ayer, se disfutó de una magister class de José Luis Orihuela que vale la pena rememorar en  el próximo post de Joe.

Habrá quien esté de acuerdo en que la tecnología puede provocar un estado febril y habrá quien no. De momento, os propongo un caso de estudio. Es ficción pero refleja la realidad de hoy, no sé si de mañana.

Se trata del corto de Paco Caballero, con Miki Esparbé y Mariam Hernández, (que repite en el  blog), ‘Doble Check’.

A %d blogueros les gusta esto: